Al día siguiente salimos hacia Nikki, un pueblo al norte de Benin que se convirtió en nuestro campo base. Nos alojamos en el “Hotel de John”, otro amigo de Pedro. Durante nuestra estancia aquí el movimiento ha sido frené- tico y hemos recorrido aldeas africanas encantadoras de todo tipo, ya sea para reunirnos con profes, padres y alumnos becados por el proyecto, o como invitados de amistades de nuestro guía, no en vano trabajó por estas tierras durante 16 años.

Así fuimos un día a Dunkassa por caminos llenos de baches y con arcenes repletos de mujeres con cántaros en la cabeza y bebes a sus es paldas. Una estampa que se repite cada día pero que no deja de ser chocante para un occidental. Recogen semillas de Karité para hacer aceite y jabón. En sus cabezas trasportan tubérculos de ñame, con el cocinan una pasta parecida a la que utilizamos para hacer nuestro pan. También recogen la mandioca para fabricar gari, otra comida típica de estos lugares.

A estas alturas y gracias a las explicaciones de Pedro, ya sabemos que por estas tierras del norte de Benin, coexisten el pueblo Bariba, que es el predominante, así como su lengua el batonu; los Peulh, pastores que suelen pintarse la cara, y los Gando, que son agricultores y esclavos de los anteriores hasta que su dueño muere y ganan su libertad. Los Gando tienen varios orígenes, hoy suelen ser hijos de los Bariba.

DICCIONARIO BARIBA-ESPAÑOL

Kure-kure: Cuidado. Interjección que no dejábamos de repetir al chofer al viajar por los caminos casi impracticables.

Bature: Blanco. Expresión que los niños nos repiten sin cesar.

Kuro-buro: Guapa. Piropo referido a nuestra amiga Sandra.

Duro-buro: Guapo. Piropo que esperamos durante el viaje y nunca apareció.

Ñaaru: Tonto.

Kuruso: Cochino

Bon: Perro

Abwando!!!: ¿Qué tal?, conversación típica de saludo.

Alaafia: Bien