Esta primera aventura la han podido disfrutar 5 jóvenes estudiantes que guiados por Pedro Rojas, uno de nuestros patronos, empieza en Cotonou donde uno comienza a notar el cambio de clima, cultura y manera de vivir africana y que continua con las siguientes aventuras.
 
Vsita a la bulliciosa capital Porto Novo, con sus bien conservadas casas coloniales, calles pintorescas, pequeñas tiendas, numerosas motocicletas y el puente que se levanta sobre el rio Ouemé.
 
Visila a la ciudad de Ouidah.La visita incluye la ruta de los esclavos hacia la puerta del no retorno, el templo Vodun de las serpientes pitón, los primeros misioneros y el fuerte portugués. Historias sobre tantos hombres y mujeres arrancados de su tierra y sus familias por la lacra de la esclavitud negrera. Merecido tentenpié en un restaurante del lago Toho para por la tarde visitar la que se conoce como la Venecia africana, la ciudad lacustre de Ganvié habitada por la etnia de los Tofinou. Para llegar hay que navegar en una barca de madera a través del precioso lago Nokué. En este inaudito lugar que se levanta sobre el lago, se puede admirar la destreza de los niños con sus puraguas y los mercados locales sobre el agua.
Viaje hacia N’Dali, nuestra sede en el norte. En el mismo se puede ver como el paisaje va cambiando a menudo que nos acercamos a nuestro destino. Además se puede disfrutar de las diferentes escenas típicas de africa en las cunetas de sus maltrechas carreteras. Teo, nuestro coordinador general, nos espera junto a su acogedora familia para darnos la bienvenida y acomodarnos en lo que será nuestro campo base en los dias venideros, la sede de nuestra fundación. N’Dali es una ciudad de tránsito cosmopolita y con mucha vida.
Nuestra primera mañana en N’dali se desarrolla clasificando material que se trae de España para los becarios, familias, institutos y amigos. Por la tarde visita al mercado para comprar la telas con las que Ana María, satre magnífica y mujer de Teo, nos diseñará trajes africanos a nuestro gusto.
Conocer El Centro de Formación Rural y Promoción de la Mujer, nuestro, segundo proyecto despues de las becas, es la siguiente etapa. Con el mismo, nos proponemos ofrecer a las familias campesinas un mínimo de formación para paliar las consecuencias de la falta de recursos, marginación y esclavitud a la que están obligados a padecer en esta zona. En estos momentos está en fase de construcción y esperamos poder terminarlo en los próximos años con la ayuda de todos vosotros.
 
Visita a Tanakpé, un poblado a 10 km de Nigeria y a unos 90 km de N’Dali. Aquí nos encontramos con la etnia Botombú que vive fuera de las carreteras principales, aislados durante la estación de lluvias por el mal estado de los caminos. Nos acoge para comer una familia local para despues disfrutar una asobremesa con música tradicional a la sombra de un Mango.
Bautismo a través de una ceremonia que lidera el jefe de la tribu del pueblo Genru, con la que se recibe el nombre Batonú. Todo empieza con la llegada de Bata, personaje que acompañado de un Tam-Tam, canta las hazañas del jefe de la tribu. Mas tarde, los consejeros y ancianos del poblado otorgan ese nombre. Los nombres Batonú están relacionados con la posición de hermanos y hermanas que se ocupa en la familia.
Asistencia en el poblado de Parakou a la reunión con los coordinadores y becados universitarios para conocer de primera mano el proyecto de Becas en Africa y analizar las actuaciones asi como remediar posibles carencias.
Visita para conocer como se fabrica la manteca de Karite asi como sus utilidades curativas. También se conoce el proceso de la elaboración del orujo de maiz o mijo.
Visita para conocer la ancestral danza del “Wuru”. Esta danza tradicional está relacionada con el culto a los fetiches y se realiza golpeando calabazas con una vieja suela de zapatilla a la vez que se patea el suelo al mismo ritmo
Disfrute de la tradicion oral africana a través de un anciano cuentacuentos que nos deleita con proverbios ancestrales
 
Visita a Kalalé, poblado de dificil acceso y la tierra de los Boo, etnia que se enraiza en las dinastías reales y a los que se conoce tambien como Wassangaris. En el pasado,este pueblo guerrero defendía a los campesinos a cambio de víveres. En la actualidad, se han convertido en los jefes de la mayoría de los poblados. Comida con una familia local de un coordinador Kokari de zona.
 
Visita al poblado de Boori para participar en la danza del Senseru con la que esta tribu transmite sus valores y sentimientos rituales.
Participación en la Danza tradicional del Teke en Biró que intentan recuperar los jóvenes del poblado y en la que empiezan a incorporar a las mujeres, hasta ahora vetadas en esta clase de manifestaciones.
Viaje a la región de Atakora, la región con mas inmigración por la pureza de su tierra, para visitar el hospital de referencia de todo el país asi como de Togo, Ghana, Burkina Faso y Niger. Aquí nos damos cuenta de la dificultad que sufren los médicos por la falta de medios y la precariedad de las instalaciones. Comida en Natitengu, capital de la región para luego partir hacia el país de Ditambari o Somba, donde visitamos una “Tata Somba” una construcción tradicional de este pueblo que ha dejado de habitarse.
Visita a Nikki, ciudad donde reside el rey Wassangari para pasar por el hospital Sunin Sero, construido en los 80 por los hijos de la ciudad que residen en el extranjero. Antes de este se tenía que ir a uno que distaba 100 km de la ciudad. Despues se tiene una audiencia con el rey de Nikki para presentarle nuestros respetos y charlar de forma amistosa.
 
Fiesta de despedida en N’Dali
Vuelta a Cotonou pasando por Abomey, reino mas importante del sur del país.
 
Al final del viaje, estos han sido algunos de los comentarios de nuestros primeros viajeros solidarios:
 
“Han sido dias muy intensos”
 
“…es muy dificil resumir lo que ha significado en nuestras vidas y necesitaremos tiempo para asimilar y comprender muchas d ela cosas que hemos visto y sentido aquí”
 
“…es el principio de un compromiso social y educativo del que nos gustaría formar parte”
 
“…ojala esta despedida sea el principio de una nueva etapa junto a Kokari”
 
 
En definitiva creemos que este primer viaje solidario ha sido todo un éxito y esperamos que les haya aportado una visión diferente del mundo en el que vivimos, que les sirva para ser mejores personas y se enganchen a nuestra causa.
 
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡HASTA LA PROXIMA AVENTURA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
 

Vamos despacio porque vamos lejos